Propiedades del Tomillo | Thymus vulgaris L.

El tomillo (Thymus vulgaris L) es una planta aromática-medicinal, perenne, y de tallos leñosos que puede llegar a medir 40cm de altura. Tiene alrededor de 1500 especies, que son nativas de las regiones templadas de Europa, Asia y el norte de África.

 

Composición de la Planta – Principios Activos del Tomillo

Aceite esencial: su concentración puede variar entre el 0,8 y el 2,5% en función de la procedencia y del periodo en el que se recolecte la planta. Contiene: terpineno, mirceno, p-cimeno, canfeno, limoneno, borneol, a, b-pinenos, linalol, geraniol, 1,8-cineol, terpineno-I-ol-4, tuyan-4-ol, cismircenol, acetatos de linalilo y de bornilo, timol, carvacrol, glucósidos o galactósidos de timol y carvacrol.

Flavonoides: timonina, cirsilineol, narnigenina, erodictol, luteonina, apigenina, quercetina, rutina, cirsimaritina, eupatorina, timusina, xantomicrol, etc.

Aminoácidos: isoleucina, cistina, valina, gliclina.

Vitaminas: vitamina B1, B2, B3 y vitamina C.

Minerales: calcio, potasio, hierro, magnesio, fósforo, sodio, zinc, selenio.

 

Sus primeros usos registrados como planta medicinal

Los antiguos egipcios ya utilizaban el tomillo en los embalsamientos; en Grecia, se utilizaba para curar heridas de gravedad y en la Edad Media como planta medicinal para combatir enfermedades como el  asma. Actualmente ésta fantástica planta ha ganado popularidad por sus propiedades medicinales. Es utilizada como planta de jardín, en la homeopatía, para elaborar aceites esenciales, y cada vez más en la medicina tradicional.

 

Propiedades del Tomillo

 

El tomillo es una planta antiparasitaria, se utiliza para combatir parásitos y lombrices intestinales. También es una planta digestiva que ayuda a evitar los espasmos intestinales; es antihelmíntica, anticatarral y antimicrobiana.

Gracias a sus propiedades antisépticas combate las heridas infectadas y la piel dañada por los hongos, además de ser muy buen cicatrizante. La infusión de tomillo también es recomendada para el dolor de cabeza (de origen nervioso).

Además ayuda a eliminar las mucosidades de las vías respiratorias. Por medio de inhalación es muy útil para combatir la tos,  asma,  sinusitis, dolor de garganta,  laringitis, amigdalitis, faringitis…

También es un gran depurador del aparato urinario, combate las infecciones del tracto urinario inferior y de los órganos perineales. Realizar baños de asiento e infusiones diarias.

 

Cultivo del Tomillo

Es importante destacar que el cultivo de esta planta debe ser ecológico, si tenemos tomillo en nuestro jardín, no tratar con productos químicos, si lo recogemos en los campos, evitar las zonas que estén cerca de caminos donde los vehículos circulan habitualmente.

Manual de Cultivo

 

Recolección y Conservación

El tomillo florece en marzo y su floración puede durar hasta medio año. Se  recomienda recolectarlo entre abril y mayo, ya que es en esta fecha cuando mayores son sus propiedades. Para conservar bien esta planta, cortaremos los tallos leñosos con un corte limpio, “nunca arrancar de raíz”. Lo dejaremos secar a la sombra y en un lugar sin humedad para,  finalmente,  almacenarlo en un recipiente de vidrio bien cerrado.

 

Preparación

Infusión de tomillo: Una cucharada repleta de hojas por cada 1/4l. Se pone el agua al fuego, una vez que se encuentre en estado de ebullición, se aparta del fuego y cuando el agua deje de hervir se le añade el Tomillo. Luego tapar “con un plato” y dejar reposar durante unos minutos.

Baño de tomillo: 100gr. de hojas de tomillo por cada litro de agua, poner a fuego lento durante ¼ de hora sin que llegue a hervir. Para realiza un baño de cuerpo entero, verter la preparación en la bañera y añadir agua caliente hasta llenarla. Para un baño de pies utilizar la preparación sin añadir agua.

 

NUNCA sustituir estas recomendaciones por una consulta médica

Deja un comentario