Moringa el Árbol de la Vida – Propiedades y Aplicaciones

Moringa (Moringa oleifera) también llamado árbol de la vida por su cantidad de propiedades y beneficios para el cuerpo humano. Es una de las 13 especies que tiene este genero, la cual es originaria de la India. Crece de manera rápida y puede llegar hasta los 10 metros de altura.

moringa el arbol de la vida

Esta planta se está popularizando cada vez más por sus propiedades nutricionales, ya que contiene más de un 25% de proteínas, 3 veces más potasio que los plátanos, 4 veces más calcio que la leche, 4 veces más vitamina A que la zanahoria y 7 veces más vitamina C que la naranja.

 

 Composición de la Planta – Principios Activos

Minerales: Calcio, cloruro, hierro, manganeso, magnesio, molibdeno, fósforo, potasio, sodio, selenio, azufre, cromo, cobre, flúor.

Vitaminas: Vitamina A (alfa y beta-caroteno), B, B1, B2, B3, B5, B6, B12, C, D, E, K y más.

Aminoácidos: Isoleucina, leucina, lisina, cistina, glutamina, glicina, histidina, prolina, serina, tirosina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano, valina, alanina, arginina, ácido aspártico.

También tiene muchos otros nutrientes como: aceites esenciales, carotenoides, citoquininas, flavonoides, Omega (3,6,9)…etc, que iremos añadiendo detalladamente.

 

Un poco de Historia de la Moringa oleifera

Por lo que se sabe: los egipcios, los griegos y los romanos extraían al aceite de la semillas y lo usaban como perfume y lociones. A partir del siglo XIX, en el Caribe elaboraban aceite de Moringa y lo exportaban a Europa, donde le daban uso como lubricante para máquinas y perfumes. En 1992 varios médicos de Malaui, empezaron a dar las hojas de este árbol como comida a sus habitantes. Desde entonces, gracias a sus propiedades también lo llaman el árbol de la vida.

 

Propiedades Medicinales de la Moringa oleifera

Son tantas las propiedades medicinales de este árbol que es difícil hacer un breve resumen.

El sistema médico antiguo “Ayurveda”

Este sistema afirma poder tratar más de 300 enfermedades. Estas son algunas de ellas: diabetes, hepatitis, hipertensión, bronquitis, asma, tos, envejecimiento, cáncer, artritis, enfermedad del riñón, tuberculosis, ceguera, anemia entre otras. Claro que este sistema se basa en experiencias, testimonios…etc, y carece de evidencia científica.

El sistema médico moderno

Debido a la cantidad de afirmaciones y experiencias que tiene este árbol como tratamiento para muchas enfermedades, no tardaron los científicos en investigar sus propiedades curativas.

En 2007 se publicó un estudio que indica que el uso de Moringa puede ser muy beneficioso para combatir el cáncer epitelial de ovario. Las hojas y raíces contienen sustancias conocidas como comoisotiocianatosglucosinolatos, estos compuestos químicos son capaces de causar “apoptosis” en las células cancerosas, un proceso que provoca la muerte natural de estas células antes de que puedan reproducirse en el interior del cuerpo.

A partir de los 20 años la piel empieza a perder colágeno a un ritmo de 1% por año. Como consecuencia poco a poco van apareciendo arrugas, manchas en la piel, la capadidad de las glándulas sudoríparas empieza a disminuir, la piel empieza a perder elasticidad…etc, técnicamente envejecemos.

Multitud de investigaciones demuestran que estos efectos son reversibles gracias a:

Vitamina A: que contiene beta-caroteno y retinol que ayuda a construir las fibras de colágeno de la piel. También ayuda en la mejora de la vista y lucha contra las infecciones.
Vitamina C: que es un antioxidante y sana y repara la piel dañada.
Vitamina E: que tiene propiedades anti-inflamatorias.
Vitamina D: que ayuda al cuerpo a producir calcitriol, muy necesario para los huesos y dientes fuertes, y para promover el crecimiento normal de las células.
Calcio: que puede fortalecer los huesos y prevenir la osteoporosis.
Hierro: que ayuda en la formación de hemoglobina y mioglobina para mejorar el sistema inmunológico y aumentar la claridad mental.
Potasio: que previene la pérdida de los músculos y ayuda a la reducción de la presión arterial.

 

Deja un comentario