como cultivar calendula

Cultivar Calendula officinalis L.

Cómo cultivar Calendula officinalis L. también conocida como copetuda, maravilla, flor de difunto o flamenquilla. Su denominación genérica es de origen latín “calendae”, lo cual significa primer día del mes, y se debe a que esta planta floreaba el primer día de cada mes, según la antigua Roma.

La caléndula officinalis es una especie herbácea, de la familia de las Compuestas, cuyo origen es egipcio. Su llegada a Europa se estima ocurrió durante el siglo XII, y desde entonces se ha extendido a todo el mundo. Actualmente podemos ver a la caléndula comúnmente en jardines, parques y a un costado de carreteras.

 

Cultivo de Calendula officinalis L.

 

La caléndula es una planta herbácea anual, aunque en algunos climas podría ser bianual. Posee un tallo robusto, anguloso, pubescentes y de color verde claro, que pueden alcanzar alturas de entre 30 y 60 centímetros. Sus hojas son espatuladas, se encuentran alternadas, pueden alcanzar los 13 centímetros de largo y poseen borde suavemente dentados. Sus flores son muy llamativas y poseen tonalidades amarillas y naranjas, de forma radiada, se encuentran en el extremo de los tallos, y pueden llegar a los 6 centímetros de diámetro. Su fruto es aquenio, espinado, curvado y no posee vilano.

 

¿Cómo cultivar la Calendula officinalis?

  • Esta planta es poco demandante en cuanto al tipo de suelo, sin embargo se recomienda realizar su cultivo en suelos que posean materia orgánica en buena cantidad. La planta no soporta el exceso de agua, por lo que se debe preparar muy bien el terreno para evitar la acumulación excesiva del agua de riego.
  • En cuanto al clima, el cultivo de la Calendula officinalis puede realizarse en zonas templadas, la planta resiste las heladas y las sequías sin problemas. Su desarrollo se efectúa bajo la luz plena del sol o en ambientes con semisombra. Se puede cultivar en terrenos ubicados entre los 0 y 1000 metros de altura, sobre el nivel del mar.
  • Se recomienda realizar la siembra durante los meses de noviembre o diciembre, preferiblemente en noviembre.
  • Para realizar la siembra extensiva de caléndula, se debe efectuar dejando unos 50 o 70 centímetros de distancia entre las hileras y unos 30 centímetros entre semillas. Las semillas deben cubrirse con unos 2 o 3 centímetros de tierra.
  • Si se realiza la siembra por trasplante, se debe esperar a que la planta alcance 10 centímetros de alto, luego de 35 o 40 días de la siembra de semillas, para llevarla a su lugar definitivo.
  • Para uso medicinal, utilizaremos siempre abonos orgánicos. De esta forma mantendremos sus propiedades intactas.
  • El cultivo se debe regar diariamente hasta que se alcance la germinación. Posteriormente el riego debe efectuarse 2 o 3 veces a la semana.
  • Una vez la planta se encuentre en plena floración, se realiza la recolección. Es importante recolectar las flores cuando ya haya desaparecido el rocío, y la flor esté totalmente abierta al sol. Los frutos se obtienen luego de 90 o 100 días de haber realizado el trasplante.

 

Beneficios de la Calendula officinalis 

Esta planta brinda varios beneficios para la salud, tales como:

  • Tratar úlceras del estómago, indigestión y gastritis.
  • Mejora las afecciones de la piel tales como dermatitis, quemaduras, acné, heridas, abscesos, forúnculos, sequedad, llagas, ayuda con el proceso de cicatrización, regenera células de la piel, promueve la producción de colágeno, elimina verrugas víricas y combate hongos como el pié de atleta.
  • Sirve como tónico para el hígado, mejorando su buen funcionamiento.
  • Se emplea para tratar el reuma.
  • Colabora en la recuperación de afecciones como amigdalitis, laringitis, gingivitis y llagas bucales.
  • Alivia la conjuntivitis.
  • Funge como estimulante para secretar bilis.
  • Normaliza el período menstrual y calma los dolores.
  • Ayuda a aliviar las picadas de insectos.
  • Previene nauseas y vómitos.

 

Usos de la Calendula officinalis

Para preparar la infusión, solo se debe mezclar una cucharada pequeña de la flor seca en una taza de agua caliente. También se puede consumir, agregando sus hojas y flores a las ensaladas.

Para los tratamientos externos, se utilizan sus hojas y flores para realizar cataplasmas.

 

Deja un comentario