cultivar aloe vera

Cómo Cultivar Aloe vera | Manual de Cultivo

La Aloe vera también conocida como Áloe africana, Áloe vulgar, sábila, entre otros. Es una planta perenne que puede alcanzar los 0,9 metros de altura, pertenece al género del aloe, a la familia de las liliáceas y es de origen mayormente africano y asiático.

La Aloe vera debe su popularidad a las grandes y variadas propiedades medicinales que posee, las cuales son conocidas y utilizadas desde tiempos antiguos.

 

Descripción del Aloe vera

Esta planta posee un tallo corto de entre 25 o 30 centímetros de longitud. Sus aproximadamente 20 hojas están distribuidas en forma de roseta conglomerada y vertical, tienen forma triangular, poseen una longitud de 40 a 50 centímetros de largo, son gruesas, retienen el agua, son de color verde gris y poseen bordes espinados.

La floración de la Aloe vera es sencilla, cuenta con una o máximo dos ramas de 60 a 90 centímetros de altura. Las flores se ubican en racimo, de forma cilíndrica, de color amarillo y con una longitud de 3 centímetros aproximadamente.

 

¿Cómo cultivar Aloe vera?

 

Para cultivar aloe vera no necesitamos muchos recursos, ya que crece y se reproduce con facilidad, sin exigir mucho, es una planta bastante resistente.

Para el cultivo del aloe vera, se puede utilizar casi todo tipo de suelo, pero se recomienda un suelo arenoso y un poco ácido, que cuente con buen drenaje. Esta planta no soporta el exceso de agua, ni temperaturas frías por debajo de los 5° C, por lo que se debe cultivar en clima caliente y templado. Por otro lado, el aloe vera es capaz de resistir sequía, plagas, aridez del suelo y depredadores. En cuanto a la luz del sol, la planta requiere mucha, pero no de manera directa, por lo que hay que tener cuidado de situarla en un lugar bastante iluminado, donde no esté expuesta completamente al sol.

La reproducción de la planta se realiza a través de esquejes y se pueden sembrar directamente en el jardín o en macetas.

Para la siembra en jardines o espacios abiertos, se debe dejar un espacio de un metro de distancia como mínimo entre plantas. La raíz de la aloe vera tiende a crecer mucho y podría llegar a competir con otras plantas por los nutrientes. La planta no requiere un riego constante, pero se recomienda el riego quincenal para favorecer el vigor de la planta.

Para realizar la siembra en macetas, lo ideal es que esta sea de barro por la porosidad del material. En primer lugar, se debe colocar gravilla en el fondo para permitir el drenaje del agua de riego. Seguidamente se coloca tierra y en la misma cantidad, se coloca turba con nutrientes. El esqueje se coloca en el centro de la maceta y se cubre hasta el comienzo de sus hojas. El primer riego se recomienda luego de los 15 días de la siembra.

Cuando la planta haya madurado, luego de 2 o 3 años de la siembra, es cuando se pueden cortar sus hojas 2 veces al año, en primavera y en otoño. De la parte interna de las hojas se extrae el gel, el cual posee todas las propiedades beneficiosas de la planta.

 

Beneficios del Aloe vera

 

Es una planta rica en minerales, vitaminas, polisacáridos, aminoácidos, enzimas, entre otros. Por lo que aporta grandes beneficios curativos y nutritivos.

 

  • Proporciona las vitaminas A, B1, B2, B3, B6, B12, C, E y acido fólico.
  • Proporciona los minerales calcio, cobre, cromo, hierro, magnesio, selenio, zinc, entre otros.
  • Posee 22 aminoácidos, los cuales ayudan a fijar las proteínas en el cuerpo.
  • Brinda 3 esteroles vegetales, los cuales colaboran con la disminución de grasa en la sangre, alergias, y combaten la indigestión.
  • Posee adaptogénos, los cuales incrementan las defensas del organismo y combaten el estrés.
  • Ayuda con la limpieza del tracto digestivo, a mantener una flora intestinal sana y libre de bacterias.
  • Favorece la desintoxicación del colon.
  • Oxigena la sangre y ayuda a propagar los glóbulos rojos.
  • Disminuye el colesterol y mejora considerablemente la circulación sanguínea.
  • Posee polisacáridos que estimulan las células blancas en la sangre, las cuales combaten virus.
  • Equilibra los niveles de ácidos en el organismo.
  • Regula la tiroides.
  • Alivia el dolor de artritis, reuma y artrosis.
  • Ayuda a cicatrizar heridas, irritaciones en la piel, quemaduras, psoriasis y manchas en la piel.
  • Fortalece, vitaliza y regenera el cabello.
  • Elimina infecciones en los poros, como el acné.

 

Aplicaciones y usos del Aloe vera

El gel de la planta se usa directamente sobre la piel, o se utiliza en licuados para ingerir.

En la industria farmacéutica y cosmética, este gel es procesado y empleado en diversos productos.

1 comment

  1. El cultivo de Sabila Aloe Vera es una alternativa en en la crisis del Agro colombiano. Por ser un cultivo complementario y se recomienda el manejo organico. Es un cultivo de mi preferencia.

Deja un comentario