cobre

Cobre | Funciones y Beneficios para el Organismo

El cobre es un mineral cuyo símbolo es (Cu), y es fundamental para el ser humano aunque en dosis muy bajas, por lo que se clasifica como un oligoelemento.

Este mineral se encuentra en cantidades de 100-150 miligramos en el cuerpo de los adultos, y esta cantidad se distribuye entre los músculos, los huesos, el cerebro, el sistema nervioso central, el corazón, el hígado, los riñones, el bazo y las proteínas del plasma. En el caso del cuerpo de recién nacidos, el cobre se encuentra en altas concentraciones en la sangre, lo cual se regulariza a medida que el niño crece.

 

Funciones del cobre en el cuerpo humano

 

Entre una de las múltiples funciones del cobre, está la síntesis de la hemoglobina y de las células rojas presentes en la sangre. También participa en la formación de glóbulos rojos, contribuye con el mantenimiento del sistema inmunitario, los nervios, vasos sanguíneos y los huesos, gracias a lo cual, se le considera como un mineral esencial para los humanos.

El cobre por otro lado, cumple una función primordial en la creación de pigmentos de la melanina de la piel y del cabello, al permitir que el organismo pueda usar la tirosina. Contribuye con la oxidación de los ácidos grasos, al ser uno de los componentes de las enzimas responsables de esta actividad, y es fundamental para el mantenimiento del cabello.

 

Otra de las funciones principales del cobre, es la de colaborar con el proceso de asimilación, distribución y utilización del hierro por parte del organismo. Así mismo, es necesario para la producción de Adenosina Trifosfato (ATP), que consiste en la energía que el cuerpo puede utilizar.

Adicionalmente, el cobre ayuda a evitar que la sangre se coagule en exceso y aporta su colaboración para que el organismo pueda hacer uso adecuadamente de la vitamina C. Su presencia es requerida para que la glándula tiroides funcione correctamente, y para que brinde su apoyo en la regulación del nivel de colesterol en la sangre.

De igual manera, este mineral ayuda a prevenir y a combatir las enfermedades degenerativas, las afecciones  reumáticas y se cree que ayuda con la prevención y tratamiento del cáncer. También colabora con la generación del ácido ribonucleico (ARN), y de superóxido dismutasa cuya función es proteger el cuerpo de los radicales libres.

 

Beneficios del cobre para el ser humano

Entre los numerosos beneficios que brinda el cobre podemos mencionar los siguientes:

  • Gracias a sus efectos antimicóticos y antimicrobianos, el cobre ayuda con la cicatrización.
  • En el ámbito de la dermatología, el cobre ayuda con la reducción de las líneas de expresión, manchas en la piel, acné y afecciones en la piel como el vitíligo.
  • Ayuda a reducir y a prevenir la aparición de varices.
  • Combate la angustia, ansiedad, depresión y trastornos del sistema nervioso.
  • Colabora para controlar los trastornos de la glándula tiroides.
  • Ayuda a combatir la artritis, artrosis, osteoporosis, reuma y la espondiloartritis anquilosante.

 

¿Qué puede ocasionar la deficiencia de cobre en el cuerpo humano?

La falta o deficiencia de cobre en el organismo del hombre puede generar algunas afecciones como:

  • Problemas en el sistema nervioso, en los niveles de colesterol, con la tiroides, con la coagulación de la sangre, con el nivel de células rojas de la sangre, con la cicatrización y con la pigmentación del cabello y la piel.
  • También se pueden presentar enfermedades óseas, la anemia, anorexia, edemas, osteoporosis, perdida del sentido del gusto y propensión a contraer infecciones.
  • En los niños puede ocasionar problemas de crecimiento, piel pálida y diarrea.

 

Alimentos que contienen cobre

Este poderoso y beneficioso mineral lo podemos consumir en los siguientes alimentos:

  • Frutos del mar: salmón, atún, arenques, bacalao, ostras, langosta, ostiones, algas marinas, cangrejos, camarones y calamares.
  • Carnes: pollo, carne magra, mollejas, hígado, riñones, ganso y pato.
  • Quesos.
  • Cereales: trigo, avena, mijo, centeno y cebada.
  • Pan integral.
  • Vegetales y legumbres: lechuga, tomate, zanahoria, remolacha, rábanos, alfalfa, judías, lentejas, guisantes, papa, brécol, boniato, alcachofa y habas.
  • Frutas: piña, melón, uva, plátano, manzana, mango, sandía y guayaba.
  • Frutos secos: nueces, almendras, avellanas, pistachos, cacahuates y anacardos.
  • Semillas: de girasol, calabaza, lino, sésamo, entre otras.
  • Hierbas: orégano, albahaca, tomillo, mejorana y perejil.
  • Setas: champiñones y níscalos.
  • Otros alimentos como chocolate, paté de hígado, aceitunas, ciruelas, pasas, levadura de cerveza y agua potable.

 

La dosis diaria recomendada de cobre es de 2 o 3 miligramos para personas adultas, y la mitad de dicha dosis para niños.

 

El cobre en Oligoterapia

El cobre es utilizado en oligoterapia para tratar algunas patologías. Se utiliza en su forma simple, o se complementa con otros oligoelementos. Por lo general en su forma simple se emplea para tratar anemia, celulitis, estados infecciosos e inflamación. También estimula el sistema nervioso, por lo que puede ser un buen sustituto del café.

1 comment

Deja un comentario