Bardana – Manual de Cultivo Ecológico

La Bardana (Arctium lappa), es una planta herbácea bienal de más de un metro de altura. Es originaria de Europa y Asia, y se ha extendido por América. Antiguamente se utilizó como planta medicinal, pero a lo largo del tiempo se han ido olvidando las propiedades medicinales de esta planta.

cultivo de la bardana

Las raices de la bardana contienen mucílagos, se utilizan en medicina tradicional como diurético, diaforético, y como depuradoras de la sangre. Las hojas y tallos de la planta se utilizan para prevenir la calvicie y para tratar la artritis reumatoide, infecciones de la piel, acné, forúnculos, picaduras, eczema, herpes, impétigo, erupciones, la tiña, dolor de garganta, la ciática, como un tónico y laxante suave, entre otros.

 

Manual de Cultivo Ecológico de la Bardana

DÍA 1

– Primer paso conseguir las semillas (a poder ser Ecológicas).


– Colocar las semillas a remojo durante 24 horas.


DÍA 2

– Primero sembrar en un semillero (cualquier envase pequeño con un agujero en el fondo puede servir), el sustrato a utilizar sera; turba y arena de río lavada (70 – 30%).


– Cubrir la semilla con un máximo de 1/2 cm y regar por inmersión (poner en una bandeja 3 cm de agua y colocar el vaso dentro hasta que se aya humedecido la parte superior del sustrato). Para facilitar las condiciones dejar el vaso/maceta en un sitio con temperatura aproximada de  25 Cº sin que le de el sol directo.


DÍA 14

– Han pasado 12 días y ya se empiezan a verse las primeras hojas “cotiledones”. Mantener el sustrato húmedo sin que llegue a encharcarse para que no se pudran las raíces, y a la misma temperatura en un lugar donde abunde luz sin que le de el sol directo.


DÍA 31

– Han salido las primeras hojas verdaderas y es hora de realizar el primer abonado. Como el sustrato utilizado no tiene nutrientes su desarrollo será un poco más lento, con esto se consigue que las raíces de la planta crezcan rápidamente para buscar nutrientes.

– Ahora realizaremos el primer abonado utilizando te de humus de lombriz.

Deja un comentario